martes, 9 de junio de 2009

Integración

Buenos Aires, 1975.
Editorial Papeles de Buenos Aires.
Ilustración de Antonio Juan Oliva.
Poesía.

Declaración Jurada

En verdad desde el punto de vista poético, es difícil que se pueda agregar algo. Creo que un solo poema bastaría para justificar esencialmente una vida. El Ulises de Joyce es una reiteración del Prometeo de Esquilo.

El amor, la vida, la muerte, la libertad, son inherentes a cada hombre. Y creo firmemente en el hombre.

Por esa razón pienso que la revolución total y permanente, sin cristalizaciones, sin ídolos, sin teologías, es la síntesis del hombre nuevo. Lo contrario es burocratizar el pensamiento, el corazón, las manos.

Otro sí digo: La creación es una labor cotidiana e interior. Es decir, acumulación de trabajo. Concretamente el intelectual debe ganarse el pan.

Por último. El sueño y la vigilia son mi propia existencia. El poema, entonces, es una integración.

De carne y hueso, cargado de infinito como el amor, la vida y la libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Taller literario