martes, 26 de agosto de 2014

Una rosa roja para John Dowland



La nostalgia quiso que evocara a Ovidio,
que la melancolía petrarquista no fuera ilusoria.
La melancolía como ejercicio de retórica.
Como rumor de sueño o elegía inmóvil
flanqueado por casas del siglos XVII
en el canal de Nyhavn.
Huye el día y el ruiseñor dice come again.
(Lo escuché junto a mi amada
en la dicha y la ansiedad del ocio).
Con los ojos cerrados escuché
el vuelo de Sting y Edin Karamazov,
la lluvia, los pastores en Barbara Bonney.
Giovanni Bellucci, Larisa Ezhelenko, Willian Ferguson.
Y las moradas de la hierba o las frías arenas
en los hados del Collegium Vocale Bydgoszcz.
Luego me pregunté que sombras celtas
hacen el milagro del instante.
Y por qué la imagen de Vermeer atestiguaba
la luz, el laúd, el espejo, la duda.

Carlos Penelas
Buenos Aires, agosto de 2014

lunes, 25 de agosto de 2014

Taller literario en la Biblioteca Sánchez Viamonte

Todos los jueves, de 20 a 21:30 horas, el escritor Carlos Penelas continúa con el Taller Literario en el Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte. Click acá para informes e inscripción.









Además, Penelas continúa con los talleres individuales. Para más información escriba a penelascarlos@yahoo.com.ar

lunes, 18 de agosto de 2014

Rapsodia de una patria despojada



¿Qué importa el mar, qué importa el cielo?
El himno protege terciopelos y tronos,
la baraja es una clave del tahúr y de la fábula.
Vemos la parábola del fuego, la brutal
profecía de los dioses, la vanidad, la infamia.
Lobos, candelabros, estandartes.
Batallas, máscaras de bronce,
templos con ritos sagrados y sangrientos,
reiteradas confabulaciones, la traición.
Y una plebe embriagada en la mitología
del perdón, la hambruna y el rencor.
Vemos la trama y su agonía, los ídolos,
la moneda del emperador, la risa de la cortesana,
el lecho del escarnio, los puñales con mártires
rodeados de azufre y de liturgia.
También la blasfemia, el tedio, el soborno,
una metafísica de santuarios y bajezas.
¿Qué importa el mar, el aljibe, la belleza?
¿Qué importa la ternura, el honor o el poema
ante tanta demagogia y podredumbre?

Carlos Penelas
Buenos Aires, agosto de 2014

jueves, 14 de agosto de 2014

martes, 12 de agosto de 2014

Opinaron elogiosamente de su obra

Luis Franco, Raúl González Tuñón, David Viñas, Juan Filloy, Ernesto Sábato, Diego Abad de Santillán, Osvaldo Bayer, Juan José Sebreli, Ángel Mazzei, Bernardo González Arrili, María Elena Walsh, Raúl Gustavo Aguirre, Giuseppe Bellini, Edgar Bayley, Martha Mercader, Syria Poletti, Joaquín Piñol, Juan José Ceselli, Thorpe Running, José Filgueira Valverde, Eduardo Blanco Amor, Lily Litvak, Frank Dauster, Ricardo E. Molinari, Héctor Ciocchini, José Conde, María Adela Renard, Marcelo Intilli, Luis Alberto Quesada, Enriqueta Muñiz, Julieta Gómez Paz, Nélida Salvador, Basilio Uribe, Luis Soler Cañas, Raúl H. Castagnino, Francisco Madariaga, Antonio Requeni, Teodomiro Moralejo, Eduardo González Ananín, Lucas Moreno, Ofelia Zúccoli Fidanza, Hugo Cowes, Andrés Avellaneda, Víctor Campio Pereira, Miguel Ángel Migliarini, Xesús Alonso Montero, Marita Rodríguez-Cazaux.

Imágenes de Tandil

Carlos Penelas se presentó en la 11º Feria del Libro de Tandil. Aquí, algunas fotos de su paso por la ciudad bonaerense, donde además visitó la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia.






domingo, 10 de agosto de 2014

Carlos Penelas en Tandil

Con motivo de la XI Feria del Libro de Tandil - Homenaje a las Bibliotecas Populares de Tandil - Carlos Penelas visitó la ciudad y dictó una clase -Poética y misterio- ante un selecto grupo de oyentes.

Asimismo, el poeta visitó la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia, fundada en 1908, a la cual donó distintos libros de su autoría. Entre ellos, un ensayo en torno a la creación poética y una conferencia sobre el Dr. René Favaloro. También hizo entrega de su Antología personal y otros ejemplares de poesía a la Biblioteca de la Asociación de Escritores de Tandil (AdET).

lunes, 4 de agosto de 2014

El trasno en librerías

Ya se encuentra en librerías El trasno de Espenuca, último libro de Carlos Penelas, primero en que incursiona en la literatura infantil.


El libro, editado por Dunken, lleva ilustraciones de Eugenia Limeses y fotografías de Emiliano Penelas.

viernes, 1 de agosto de 2014

Un trasno chamado Carloncho

O meu prezado amigo Carlos Penelas [Carlos Tomás Penelas Abad] é unha das grandes figuras da literatura arxentina. O seu amplo e recoñecido labor creativo en prosa e verso non se tiñamergullado no apartado da narrativa infantil.


Agora o avó Penelas sinte que ten a responsabilidadede non deixar esquecida a orixe que vén das parroquias –-materna e paterna--- de Santo André deRante e de San Xulián de Coirós. Hai uns días que “Dunken” –-importante selo editorial porteño---publicou El trasno de Espenuca que vai dedicado aos netos do autor, Ampi e Lauti.

Quero aproveitar que o meu amigo ten liña direta co trasno para pedirlle que o convenza deque é necesaria unha actuación persoal na sede social do Centro Galego de Bos Aires en Belgrano e Pasco. Coido que a recuperación do Centro Galego será efectiva se don Trasno da Espenuca faiunha cura espiritual no espazo físico onde morreu Alfonso Rodríguez Castelao. Aquela esquina noné unha máis da capital porteña. Alí están ben gardadiñas as emocións de milleiros de emigrantesxenerosos que puxeron o corazón ao servizo da súa benquerida nai Galicia.

(Fragmento de un artículo publicado en diversos medios de Galicia por Manuel Suárez Suárez)

Taller literario