sábado, 14 de octubre de 2017

Abel Albino: médico de niños

-Dr. Faraday, ¿para qué sirve la ciencia básica?
-¿Para qué sirve un chico recién nacido?
Dr. Miguel Faraday (1791-1867)


Conocí al doctor René Favaloro en 1978 cuando publiqué Conversaciones con Luis Franco. Él era un lector entusiasta de su obra y se lo alcancé. A partir de ahí estuve siempre a su lado. Al mes de su suicidio renuncié. Había sido Jefe de Relaciones Públicas, Sub-director de las publicaciones de la Fundación y miembro del Comité de Ética de la misma. Gracias a su humanismo médico, a su generosidad, a su hombría de bien, a su amistad, me fui introduciendo en el mundo de la medicina, en el mundo de la ciencia básica. Pude conocer y conversar con algunos de ellos. Recuerdo a César Milstein, Juan Carlos Chachques, Denton Cooley, Gregorio Klimovsky, Guillermo Jaim Etcheverry, entre tantos otros. Allí también los nombres de Abram Moszenberg, Juan Antonio Mazzei, Ricardo Pichel, Patricio J. Garrahan, Alberto C. Taquini (h). Y la memoria de Alexis Carrell, Luis Agote, Michael DeBakey, Donald Effler, Luis Leloir, Ramón Carrillo, Cosme Mariano Argerich, Ricardo Finochietto…

Hoy hay un médico, un médico de niños a quien admiro. Estamos hablando del Dr. Abel Pascual Albino. “Se puede medir la ilustración y la clarividencia de los gobernantes por la importancia que acuerdan a la investigación científica fundamental, por lo que realmente hacen para ayudarla, y por el apoyo y respeto que dispensan a los auténticos hombres de ciencia”. Esto dijo el Dr. Bernardo A. Houssay. Sin duda podemos aplicar el concepto al problema de la desnutrición infantil. ¿Qué hacen - de verdad - los gobiernos, por luchar contra la desnutrición infantil? Es aquí donde aparece el doctor Albino.

Recordemos. Abel Albino se recibe de médico en 1972, en la Universidad de Tucumán. Hace su especialización en pediatría en Chile, en 1973. En 1987 hace el doctorado en Medicina en la Universidad Nacional de Cuyo. Es en España donde se especializa en “biología molecular en gastroenterología”, en la Universidad de Navarra. El modelo chileno del prestigioso Dr. Fernando Monckeberg Barros lo lleva a ocuparse de la desnutrición en los niños. En mayo de 1992 escucha al Papa Juan Pablo II hacer una convocatoria a luchar por los más débiles. La Madre Teresa de Calcuta genera en este hombre el compromiso indeclinable para combatir el hambre, la pobreza y la inequidad social.

En 1993, en Algarrobal (Mendoza) se sube a una lata de veinte litros de pintura para alzar la voz. Necesita que lo escuchen. Crea CONIN (Corporación para la Nutrición Infantil). El sistema toma su ejemplo en Paraguay, Perú, Brasil, Bolivia, India entre otros países.

Dice: “La desnutrición es el resultado final del subdesarrollo”. Dice: “La única enfermedad generada por el hombre”. Dice: “La desnutrición es la única debilidad mental que se puede prevenir”. Dice: “La familia es la única escuela de humanidad que existe”. Y se afirma en don Gregorio Marañón: “Vivir no es sólo existir, sino existir y crear”.

Admirador de Sarmiento – imposible no serlo – con marcado espíritu misionero convoca conciencias. Su objetivo es que se llegue a implementar el sistema en toda la Argentina, luego en toda Latinoamérica. Sostiene hasta el cansancio que la falla es cultural. La pobreza, la miseria, la corrupción, la injusticia cercena la posibilidad de crecimiento. Insiste: “es el principal problema argentino”.

Su voz se expande cada día. Dicta conferencias por todo el país. Un solo título: “Desnutrición, el mal oculto”. Tomó un compromiso ineludible contra temores o intereses sectarios. Siente, desde hace décadas, que millones de argentinos viven en la miseria, sin agua potable, sin educación, sin viviendas dignas. Todo esto en un país aparentemente rico y solidario. No desea el desarrollo tóxico de una modernidad ni la industria publicitaria que lleva a la marginidad del pensamiento y del sentir. Entiende, además, que la humanidad ha sido drogada por el consumismo, que vive un estado de necesidad artificial. Continúa en la senda de aquellos grandes hombres: Braun Menéndez, Sadosky y tantos otros que sentaron las bases para una ética humana, profesional, digna.

El Dr. Abel Albino siente el deterioro de generaciones desvalidas, el caos ecológico ocasionado por el irracional consumo de las reservas naturales. Por eso su lucha contra la desnutrición infantil. Por eso nuestra admiración y agradecimiento. El país necesita arquetipos de su estatura.

Carlos Penelas
Buenos Aires, octubre de 2017

miércoles, 11 de octubre de 2017

Suma, nueva revista de poesía, arte y cultura

Recordemos que Luis Franco publica su primera antología poética (1927-1937) en  Editorial Perseo, Buenos Aires, 1938. La edición lleva ilustraciones de Demetrio Urruchúa. Su nombre: Suma.
 

Con ese título - emblema de la lírica y la trascendencia de este escritor notable - acaba de publicarse, septiembre 2017, en Catamarca, una revista dedicada a la poesía, el arte, la cultura, la música, el pensamiento y la hibridación de ideas. Una deliciosa edición, calidad y belleza, una fiesta visual. Suma es el equilibrio perfecto entre texto e imagen o fotografía. Una revista que se presenta como obra de arte. Una edición pocas veces vista en Argentina, una edición magnífica para la cultura argentina.

El director ejecutivo, factótum, es Hugo Diamante. Los co-editores Enrique Traverso y Arturo Herrera. El diseño editorial pertenece a Camila Evia. Un sello en  tapa nos orienta: Luis Franco  -  Académie, 1898. Desobediencia brillante. Pensamiento, poesía, arte. 

Una publicación de 386 páginas en donde encontramos artículos, poemas y ensayos de Jorge Luis Borges, Noam Chomsky, Marcel Duchamp, Umberto Eco, Luis Franco, Enrique Traverso, Enrique Vila-Matas, Jorge Paoloantonio, Leonardo Martínez, Carlos Penelas, Horacio Tarcus, Alejandro Rozitchner entre otros.

En la editorial Hugo Diamante nos dice: "Suma (homenaje a Luis Franco) comienza un viaje extraño, inseparable de la incertidumbre, el azar, la inestabilidad...hacia dónde vamos?...el proceso es lo importante, la meta sólo será una consecuencia del hacer para que la cultura poética y creativa este presente en días extraños y anómalos..."

En síntesis: una revista como un vector para la investigación, el análisis y la experimentación, para entrar de lleno sobre la materialización del lenguaje y el pensamiento. Un esfuerzo de Hugo Diamante y su colaboradores para todo el país. Un ejemplo de talento y esfuerzo de éste catamarqueño pródigo.

domingo, 8 de octubre de 2017

Luis Franco en imágenes

Documento inédito que muestra al escritor Luis Franco en diciembre de 1980 junto a su mujer Forita y al poeta Carlos Penelas, autor del libro Conversaciones con Luis Franco (1978). Fue filmado en Súper 8 por Mario Juárez en Parque Centenario.


Mario Juárez había comprado la cámara hacía tres meses, es su primera experiencia como camarógrafo. La encontré hace unos días en una de mis bibliotecas. Estaba en una pequeña caja de madera en donde guardaba correspondencia y algunos manuscritos de poetas mayores.


Las tomas se hicieron en Parque Centenario, un corto de 2 minutos realizado en diciembre de 1980. Aparece don Luis, Forita y en algún momento yo. La recuperación de la película la hizo mi hijo Emiliano la semana pasada. 


Un documento inédito. Único.

Carlos Penelas



martes, 3 de octubre de 2017

Ética y compromiso

De los resistentes es la última palabra 
Albert Camus


Me he formado en una familia digna. El trabajo, el esfuerzo, la cultura, la honestidad marcaron mis pasos. Mis padres y hermanos me guiaron. Luego los maestros, los hombres y mujeres que fueron moldeando mi mirada, mi pasión, el sentido de lo justo a través de los años. En ellos, en cada uno de ellos, fue donde descubrí que la ética es una forma de vida. Y que una cosmovisión humanista nos daba una categoría en nuestro interior. Los grandes modelos son los que nos alimentan. El ser humano necesita de esos modelos éticos para caminar con plenitud.

La vida y la educación me llevaron a una clara concepción de lo ético, de la libertad, del compromiso social. El deber, el imperativo categórico de elegir libremente como nos señaló Kant, la alta voluntad de buscar el bien. La ética parte de la educación, de una verdadera educación. Es el combate contra el embrutecimiento espiritual.

En las tragedias griegas tenemos ejemplos claros de moral. Sintetizando, un nombre: Sófocles, una obra: Antígona. La lucha entre Antígona y Creonte, entre el amor fraternal y el compromiso político. Estamos del lado de Antígona, por supuesto. Esa ley interior, esa postura ética entra en conflicto con el discurso político, con la demagogia, con el dogmatismo y las brutales ideologías. Señala lo subterráneo: la corrupción, la impunidad, el engaño.

Para verlo mejor, para verlo claro. La llamada “obediencia debida” representa en nuestros tiempos al gobierno de Tebas. La aceptación de “la obediencia debida” aplastó toda actitud ética posible. Y lo justificó todo. El ser humano debe hacer prevalecer su ley interior. No hay múltiples morales. Tampoco hay permisibilidad moral. La falta de ética es también una enfermedad de orden moral. En torno a la justicia, la dignidad, la belleza y la ética los griegos intentaron transformar el mundo.
Podemos evocar, más cercano a nosotros, los ejemplos maravillosos que unían ética, belleza y poesía en Simone Weil o en María Zambrano, dos mujeres preocupadas por la esencia del ser humano. Ellas, ahora, ya están en la memoria colectiva.

Carlos Penelas

Palabras pronunciadas en el acto de la Comisión de Desaparecidos Españoles en la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte, el sábado 30 de septiembre de 2017

Rocío Danussi lee

Fragmento de la lectura de poemas de Rocío Danussi en el acto en homenaje a los desaparecidos españoles en la Argentina, realizado en la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte.

domingo, 1 de octubre de 2017

Se realizó el homenaje a los desaparecidos españoles

Con el título "Identidad y memoria" se llevó a cabo, a sala llena, el acto en homenaje a los desaparecidos españoles en la Argentina.


El acto se realizó en la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte en el "Día del desaperecido español en la Argentina", recordando los 20 años de la inauguración del mural que los homenajea, inaugurado el 30 de septiembre de 1997.


El poeta Carlos Penelas una breve introducción, y lo siguieron María Consuelo Castaño Blanco y Rosa A. L. Puente, presidente y vice, respectivamente, de la Comisión de Desaparecidos Españoles en la Argentina.


El acto contó con la presencia de D. Javier Sandomingo Núñez, Embajador de España en la Argentina, quien también dijo unas palabras de apoyo y adhesión, ya que es la primera vez que se realiza un homenaje de estas características fuera de territorio español. Estuvo acompañado D. David Izquierdo Ortiz de Zárate, Consejero de la Embajada.


Previamente, saludó a los presentes el Presidente de la Biblioteca, Emiliano Penelas.


Rocío Danussi leyó poemas de Marcos Ana, Luis Alberto Quesada y otros; Laureano López Lois, un texto de su autoría.


En el cierre, la mezzosoprano Alejandra Riva, acompañada al piano por María Alejandra Varela, interpretaron un tango y una canción española.


Se recibió una adhesión del Dr. Ricardo Monner Sans, y contamos con la presencia del Prof. Esteban Lo Presti en representación de la CONABIP.


La locución y conducción del acto estuvo a cargo de Guillermo Fuentes Rey.


Se entregaron diplomas de reconocimiento a los invitados, y se realizó un brindis de honor.













Adhesión de Ricardo Monner Sans

A continuación, la nota de adhesión del Dr. Ricardo Monner Sans al acto de la Comisión de Desaparecidos Españoles que se realizó en la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte.


Cuando el insustituible Carlos Penelas me informó de la importante reunión de hoy, sentí fundada tristeza: un acontecimiento familiar insoslayable me iba a excluir de estar hoy presente. Lo lamenté por varias circunstancias: por la razón de esta convocatoria; porque siempre entendí que la lucha por los derechos humanos no podía esconder picardía política o económica alguna; por la importante presencia aquí del Sr. Consejero de la Embajada Española en nuestro país; porque éste es el primer acto que se hace fuera de España como recordatorio militante de los desaparecidos españoles en los tiempos del horror; porque aquí hice a los 18 años mis primeros escarceos políticos ya que esta casa era la seccional 19 del Partido Socialista; porque traté a Carlos Sánchez Viamonte y cuando en 1958 se postuló la fórmula presidencial PALACIOS – SÁNCHEZ VIAMONTE normalmente me tocaba –como representante juvenil- subir a peligrosos escenarios de madera y con micrófonos técnicamente opinables decir yo mis palabras en torno a la razón de por qué había que votar a aquel socialismo. En fin: porque mis ancestros fueron españoles.

El no estar hoy aquí, ustedes lo comprenden ahora, me lastima desde varios flancos.

En el tramo 1976/1983 –el más grande horror en la República Argentina- la dictadura me llevó a tratar a distintas personas que, sin haber nacido en nuestro país, entendían que había que arriesgar la tranquilidad personal para tratar de salvar lo salvable. No siempre reteníamos nombres ni siempre utilizábamos nuestros nombres. Ocurrió muchas veces que la persona –abogado o no- que se acercaba a los posibles lugares de detención, terminaba también privado de la libertad –secuestrado-, dándose la circunstancia de que alguien, que no militaba en organización alguna pero que quiso comprometerse en la lucha por la libertad de un detenido, quedó desaparecido o fue fusilado mientras que el detenido sobrevivió.


La lucha por la libertad no reconoce partidismos. O, en mejor decir, no debe reconocer partidismos. Por ello, no siendo yo peronista, ayudé desde muy temprano en la defensa de obreros y trabajadores peronistas militarizados bajo el Plan Conintes en 1961. De allí que homenajear a desaparecidos o secuestrados españoles en el tramo 1976/1983, no es un imperativo partidario: es –desde la polis griega- un compromiso político cuya raíz está en la conciencia.

Cuando uno ha ingresado en un tramo donde pudo hacer casi todo con respeto hacia las propias convicciones –siempre bajo riesgo, aunque por aquel entonces el nombre de mi padre creo que operó como protector por la trayectoria de él- tiene el derecho de repotenciar las preguntas que se hace un no creyente: ¿por qué vivimos? ¿para qué vivimos? No tengo respuestas comprobables, pero digo que, entretanto, suplo mi ignorancia con una apuesta grande: luchar por la libertad; luchar por la igualdad; luchar por un mundo mejor.

Los españoles hoy recordados tuvieron, seguramente, igual convicción. Aquí queda mi modo de presencia pidiendo se disimule mi ausencia.

RICARDO MONNER SANS
Abogado – Presidente de la Asociación Civil Anticorrupción

jueves, 28 de septiembre de 2017

Acto de la Comisión de Desaparecidos españoles

Con el nombre de "Identidad y Memoria" se realizará en la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte un homenaje a los veinte años de la inauguración del mural en memoria a los desaparecidos españoles.


El acto se llevará a cabo el sábado 30 de septiembre a las 18 horas en Austria 2154, Capital Federal.

María Consuelo Castaño Blanco, presidente de la Comisión, se referirá a la historia de la misma. Rosa A. L. Puente dará su testimonio sobre el aporte de la inmigración española. El poeta Carlos Penelas hará una breve introducción.


Leerá poemas Rocío Danussi. Un texto de su autoría en la voz de Laureano López Lois.

Cantará la mezzosoprano Alejandra Riva acompañada al piano por María Alejandra Varela.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Borrachera ideológica, jadeos lúmpenes

¿Cómo puede uno ponerse a salvo de aquello que jamás desaparece?
Heráclito


En verdad siempre se intentó que el ser humano creyera. Creyera en el sol, en el árbol, en la alquimia, en los dioses, en los cielos, en los infiernos, en el líder, en el caudillo, en la patria. A veces, generalmente, desde el poder. Otras desde la ingenuidad o la misma situación mediocre de ese individuo perdido en el universo, en el barro o en un velero en el ombligo del mundo.

Se habla de progreso de la humanidad. Sin duda lo hay, lo seguirá habiendo. Pero analicemos desde qué punto miramos. ¿En el sentido teleológico? ¿Hablamos de lo cibernético o del Concilio de Nicea? ¿De ambos al mismo tiempo? ¿O de un catecismo demencial?

Los movimientos ideológicos o sociales siempre estuvieron atravesados por la política de forma enfermiza. Una afinidad con lo religioso, una manera de sentir al mártir, al milagro y la fatalidad. El dogma, la ignorancia, la falta de cultura e imaginación, la memoria utópica o desinformada, la mitificación y por lo tanto la distorsión, hacen el pensamiento espasmódico, fascistoide, complaciente, sórdido y populachero. Todo se vuelve desflecado, insípido, zurcido, laxo. Y luego la violencia, la irracionalidad, la búsqueda de la verdad, la justificación a prueba de todo y de todos.

Se piensa, se habla de una época dorada, de años bellos, de un esplendor que en verdad nunca existió. O se fija el pasado o se fija el futuro. Lo importante es la circularidad, la rutina, el engaño, los pactos de sumisión. Ni ésta ni otra idealización son serias ni verdaderas. Se construye sobre lo mítico, sobre las fachadas, sobre la complicidad y el miedo a estar solo. Importa lo vertiginoso, la polvareda, la estratagema, el deslizamiento.

Recurrimos al pasado – no siempre, no siempre – para transformar el hoy. Se va formando una memoria colectiva que se relaciona de inmediato con “el relato”. Y, por último, no termina siendo historia ni termina siendo memoria. Vemos decoraciones, bendiciones, ceguera, fanatismo. Lo grotesco concreta apoyaturas y se hace fundacional. Se camina entre la tradición arcaica y los avances tecnológicos, entre el misticismo totalitario y la dinámica perversa, entre la bomba de hidrógeno y la pobreza.

Tal vez haya algo neurológico, un accionar patológico, trastornos de ansiedad o disociativos; tránsfugas y almidonados unen una suerte de cámara del horror en donde se junta el terrorismo de Estado, la Guerra Civil Española, Auschwitz, Gulag, la dictadura castrista, Podemos, el Libro Rojo de Mao, los mapuches, la Teoría del Cisne Negro, Anton Kovalyov, Evita y el Nucleo femminile forzanovista, la lucha de clases, el Tercer Mundo, Corea del Norte, Bosnia. Mosul… Son mandados a hacer, nacieron en esa suerte de manipulación populista, patotera, entre ladrones y conversos. Vienen con rituales, bombos, banderas, gestos elegíacos. Y actúan de manera absolutamente reprobable. Vuelven con el pasado glorioso, las batallas triunfales, la victimización, la magia de las multitudes, lo bufo, lo chabacano, lo sarcástico. Ante nosotros, señores, la exposición del delirio. El delirio es tal que no se detecta. Y la pedagogía del odio. Por supuesto hay excepciones, pocas, pocas. Rabelesiano, todo.

Sin ser escéptico me pregunto de qué valen las placas de recordación, el nombre de calles o monumentos, los símbolos, las bibliotecas si multitudes de hombres y mujeres desconocen quién fue Arsenio Erico, Bertrand Russell o Juan Lavalle, quién Torcuato de Alvear o Cartier-Bresson, quién el fraile Aldao o Lucio V. Mansilla, quién Tzvetan Todorov o Michael Faraday. Reiteramos: el delirio es tal que no se detecta. Cerramos con Heráclito: Los cerdos se satisfacen en la inmundicia antes bien que en el agua pura.

Carlos Penelas
Buenos Aires, 18 de septiembre de 2017

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Cierre con mesa dedicada a Sarmiento

Con un panel de lujo clausuramos la Segunda Feria del Libro de Tres de Febrero.


Abordamos la vida y obra del prócer con Mercedes Sanguineti, el poeta Carlos Penelas, Adrián Murano y Eduardo David Maddonni.


Analizamos el periodismo del siglo XIX, el mundo contemporáneo de Sarmiento, la Argentina de la Generación del '37 y del '80, y la revolución educativa del sanjuanino. Un lujo.


Además cantó Elvira Vasil y brindamos por el éxito de la Feria que ya pasó y la gran expectativa por lo que viene. Gracias a todos. Fue sencillamente perfecto.


Ricardo Tejerina
Subsecretario de Cultura
Tres de Febrero



lunes, 11 de septiembre de 2017

Presencia de Sarmiento

Sarmiento es un destino. Sarmiento crea la literatura en un país iletrado. Es un intelectual que escribe y piensa al mismo tiempo que construye aquello que escribe y piensa. En un país de analfabetos y de barbarie crea la modernidad, lo simbólico. Por eso combate el caudillismo, a líderes ensangrentados que explotaban miles de hectáreas con mano de obra gaucha. Hacendados burócratas y al mismo tiempo representantes del pueblo. Una afinidad con los rústicos que sigue embaucando al pueblo. Vive en un territorio embrutecido donde no existe nada: no existe nación, no existe estado, no existe patria. Tulio Halperin Donghi lo definió con precisión al escribir que Sarmiento construyó “una Nación en desierto argentino”. Algo más. Carlos Fuentes aseveró en una entrevista, al responder sobre la literatura argentina: “Ustedes tienen el Facundo y a Borges”.


Sarmiento entiende que no hay patria sin cultura. Es moderno, anti- tradicionalista. Piensa en Europa, en Estados Unidos, en lo universal, en la civilización. Es un creador obsesivo, un obsesivo de la educación pública. Tuvo integridad, tuvo valor, tuvo genio, tuvo imaginación. Como pocos. Eso molestaba y sigue molestando a demagogos, a corruptos, a obsecuentes. La integridad, el valor, el genio, la imaginación.

Sarmiento, que ya había leído a Tocqueville -cronista de la década anterior- como un obstinado precursor presintió a mediados del siglo XIX que el futuro estaba en Estados Unidos y no en Europa. La democracia del norte podía ser contradictoria pero las monarquías no le parecían ni siquiera respetables. Sus reyes le resultaban ineptos y ridículos. Junto a su mirada el ímpetu de Balzac pero el espejo de Fenimore Cooper. Estados Unidos era un país joven, robusto, americano. Muelles, andenes, locomotoras, sirenas de barcos. Entonces queda claro: Franklin y míster Mann.

Como maestro, como periodista, como escritor o como gobernante combatió de manera permanente el atraso moral y social. No podemos dejar de señalar que a diferencia de otros intelectuales, cuyo aporte se limita a lo teórico, Sarmiento era un hombre de acción. Desde cada uno de los puestos que ocupó impulsó muchos de sus proyectos. Recordemos: en sólo seis años de su mandato presidencial (1868-1874) se crearon ochocientas escuelas, de treinta mil alumnos pasaron a cien mil. La Ley de Educación 1420, que establecería la educación pública, obligatoria, gratuita y laica – votada en 1884 bajo la presidencia de Julio A. Roca – tuvo en Sarmiento su ideólogo, su impulsor.

Estimuló el progreso industrial, alentó la mecanización agrícola, extendió la red de ferrocarriles, implantó el telégrafo en todo el país, abrió caminos, postas, impulsó el sistema métrico decimal, promovió la navegación de ríos, proyectó la construcción del puerto de Buenos Aires. En lo cotidiano debemos decir que se multiplicaron los diarios. Ya no se venderán por suscripciones. Se venderán en la calle, da lugar a los primeros quioscos, y a un nuevo oficio que con el tiempo -y gracias a Florencio Sánchez- se llamará canillita. Es entonces que aparecen La Prensa, La Nación, La Capital de Rosario.

Ahora vamos a realizar una rápida mirada, comparar de un breve brochazo una visión del mundo. El 4 de marzo de 1865 Abraham Lincoln jura como presidente su segundo mandato. El 9 de abril se declara la abolición de la esclavitud en Estados Unidos. Richard Wagner estrena Tristán e Isolda. Gregor Mendel finaliza Teoría de la herencia. En 1870 empieza la construcción del Puente de Brooklin. Lucio V. Mansilla publica Una excursión a los indios ranqueles. Se proclama la infalibilidad del papa durante el Primer Concilio Vaticano. En Italia desaparecen los Estados Pontificios. José Martí es desterrado a Isla de Pinos. Francia proclama la III República. Mueren Gustavo Adolfo Bécquer, Charles Dickens, Alejandro Dumas, padre, el Conde de Lautrémont. Benito Pérez Galdós publica su primera novela La Fontana de Oro. Nacen Lenin, Guy de Maupassant, Virginia Bolten. Pasteur: las enfermedades del gusano de seda. Veamos, por último, que ocurre sobre el final del mandato de Sarmiento. En 1874 Alejandro Dumas ingresa a la Academia francesa. Alemania y Grecia firman el tratado de Olimpia. Nace Gerturde Stein, Guglielmo Marconi, Macedonio Fernández, Ernst Cassirer, Joaquín Torres García, Winston Churchill. Smetana comienza su composición Mi patria. Músosrgski estrena Cuadros de una exposición. Emile Zola publica El vientre de París. Se realiza la Primera Exposición impresionista: Monet.

En soledad estudió inglés, en soledad escribió páginas memorables. Sarmiento entre dos fuegos, como señaló con lucidez otro olvidado: Luis Franco. Una vez más: Facundo, Argirópolis, Recuerdos de Provincia, Viajes por Europa, África y América. Algo más. Bajo su presidencia se completó la redacción del Código Civil, obra de Dalmacio Vélez Sársfield. Para una anécdota: Vélez Sarsfield padre de Aurelia Vélez, el gran amor de Sarmiento.

Muchos son los libros valiosos que se escribieron sobre este hombre contradictorio, volcánico, provocador. Voy a recomendar uno: Sarmiento anecdótico de Augusto Belin Sarmiento. Como afirma Narciso Bidayán en el prólogo de la edición de 1961 “…puede ser un precioso libro de lectura escolar, un vademécum esencial para los hombres de gobierno o que aspiren a serlo, un extracto de historia, metódico y seguro, y un álbum de máximas, impresiones y agudezas de observación y estilo”.

Enseñó a leer y a escribir, formuló ideas con formas definitivas, no admitía regalos, recordó que cada uno debía cumplir con su deber, habló de una justicia justa, remarcó la decencia, luchó contra la pedagogía del odio, ensanchó las calles de Buenos Aires.

Escribió para siempre: “La ignorancia es atrevida. / Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la mujer. / El buen salario, la comida abundante, el buen vestir y la libertad educan a un adulto como la escuela a un niño. / Hombre, pueblo, Nación, Estado, todo: todo está en los humildes bancos de la escuela. / Fui nombrado presidente de la República, y no de mis amigos”.

Dejó escrito un testamento político: “…sin fortuna que nunca codicié, porque era bagaje pesado para la incesante pugna, espero una buena muerte corporal, pues la que me vendrá en política es la que yo esperé y no deseé mejor que dejar por herencia millones en mejores condiciones intelectuales, tranquilizado nuestro país, aseguradas las instituciones y surcado de vías férreas el territorio, como cubierto de vapores los ríos, para que todos participen del festín de la vida, del que yo gocé sólo a hurtadillas”.

Como señaló Leopoldo Lugones, Sarmiento representa “la tentativa lograda de hacer literatura argentina, que es decir patria: puesto que la patria consiste ante todo en la formación de un espíritu nacional cuya exterioridad sensible es el idioma”.

Para finalizar evoquemos estas palabras de un hombre cladividente: “…para tener paz en la República Argentina, para que los montoneros no se levanten, para que no haya vagos, es necesario educar al pueblo en la verdadera democracia, enseñarles a todos lo mismo, para que todos sean iguales… para eso necesitamos hacer de toda la república una escuela”.

Carlos Penelas
Buenos Aires, 11 de septiembre de 2017

lunes, 4 de septiembre de 2017

Carlos Penelas en la Feria del Libro de Tres de Febrero

La Municipalidad de Tres de Febrero realizará su II Feria del Libro desde el miércoles 6 hasta el lunes 11 de septiembre.
 

El lunes 11 a las 18 horas será el cierre en el cine Paramount -3 de febrero 2561, Caseros- con un homenaje a Sarmiento. Participará el poeta Carlos Penelas y Mercedes Sanguinetti - Secretaria de Educación y Cultura, coautora junto a Diego Valenzuela (periodista, historiador y actual intendente de Tres de Febrero), autor del libro Sarmiento periodista. Coordinará la mesa el Subsecretario de Cultura Ricardo Tejerina.

Como se recordará Penelas rindió homenaje al maestro y estadista en escritos, conferencias y en su mausoleo de Recoleta.
En este enlace, el calendario completo de la Feria.

Adhesión
La Sociedad Argentina de Historiadores adhiere al acto, a través de una comunicación enviada por su presidente, el Dr. Eugenio Francisco Limongi.

sábado, 26 de agosto de 2017

Los 90 años de Ponciano Cárdenas

En 1966 conozco a Rocío en la Escuela Superior del Profesorado en Letras Mariano Acosta. Poco tiempo después el encuentro con Ponciano Cárdenas.



Antonio Juan Oliva, casado con mi hermana Raquel, pintor y profesor en la Escuela de Bellas Artes, me lleva a descubrir Sala Taller. Una experiencia única, aún me acompaña sus lecciones. La pintura, el arte, la música, la poesía, lo social, rodeaba su mundo, su universo. Durante años concurrí a sus presentaciones, sus conferencias, sus cenas. Allí Rubén Rey y María Elena Lopardo. Allí el maestro Adolfo De Ferrari, Héctor Cartier, Oscar Pécora, Antonio Pujía, Helios Gagliardi, Renée Pietrantonio, Luis Franco, Syria Poletti... Y nuestro Ponciano Cárdenas. Parte de mi formación se gestó con ellos. Lo estético y lo ético acompañaban lecturas, obras de teatro, films, música de cámara.


Ponciano nació el 25 de agosto de 1927 en Cochabamba, Bolivia. Estudio con Luis Perlotti y Alfredo Bigatti. Ceramista, dibujante, muralista, pintor, escultor, grabador. Un creador infatigable, talentoso, humilde. En 1975 me ilustró mi poemario La gaviota blindada y otros poemas. En 1993 El mensajero celeste. Me unió desde aquellos años el afecto, la amistad, los sueños. Era un joven que semanalmente visitaba su taller, leía poemas mientras él pintaba. Nos encontrábamos en reuniones por la libertad de presos políticos latinamericanos, por la libertad de la cultura. Por la libertad.


La obra de Ponciano Cárdenas es inmensa, testimonial, arrolladora. Desde su silencio, desde su mirada interior, nos transmite la fuerza de la tierra. Sin dogmatismo, sin resentimiento, sin melancolía. Es pasión, energía, color.



Ayer, viernes 25 de agosto, en su estudio de la calle Pringles - uno de los pocos estudios de esas dimensiones que quedan - en ese taller donde aun concurre todos los días, Ponciano celebró sus noventa años. Los cumplió rodeado de amigos, de alumnos, de hijos, de nietos, de bailarinas y músicos bolivianos. Rodeado de historia, de afecto, de alegría, de emoción. Una fiesta conmovedora en un marco de pinturas, esculturas, dibujos, caballetes. A su lado, Mariana Martinelli, una pintora delicada. Mariana, la compañera de toda su vida.




viernes, 25 de agosto de 2017

Carlos Penelas en el aniversario del nacimiento de Borges

En ocasión de un nuevo aniversario del nacimiento de Jorge Luis Borges, María Kodama invitó a un brindis en su honor en la sede de la Fundacion Internacional Jorge Luis Borges. Como se recordará en homenaje al día de su nacimiento - 24 de agosto - se celebra en Argentina, desde hace tres años,  el Día del Lector.


En un ambiente cálido, distendido amigos e intelectuales mantuvieron diálogos en torno a la literatura, la obra del poeta y la cultura en nuestros días.


Estuvieron presentes el Embajador de España en la República Argentina D. Javier Sandomingo Núñez, Abel Posse, Magdalena Faillace, Alfredo Plank, Leonor Benedetto, Rosendo Fraga, Mario Mactas, Ana María Cabrera, Alberto Díaz, entre otras personalidades.


Que otros se jacten de las páginas que han escrito;
a mí me enorgullecen las que he leído.
J.L.B.

Taller literario