jueves, 31 de mayo de 2012

La libertad les importa a pocos

Ante las nuevas generaciones y ante el vacío ideológico -de moral y de formación- debemos preguntarnos qué se entiende por izquierda, por progresismo, por proceso revolucionario. La izquierda vitorea líderes y procura denostar aquello que supuestamente no es revolucionario. De manera autoritaria y dogmática forma parte del ansia de poder, muchas veces mayor, que los gobiernos del resto del mundo. Aparecen en escena los intelectuales lúcidos, los artistas arribistas, los profesores esclarecidos recomendando el último libro de pensadores franceses, incomprensible y fatuo. Y, por lo general, justificando lo injustificable. Para luego entrar en la zona de sombras, de olvidos y de nuevos engaños. Rebelión en la granja es uno de los ejemplos brillantes de lo que hablo.

Según los anarquistas un profesor debe ser una persona capaz de cambiar de metodología rápidamente; cada niño es un mundo infinito. No existen reglas que expliquen interacciones. En mi caso debo confesar que el anarquismo me llegó recién a los veinte años a partir de Herbert Read. Fue él quien me abrió el cerebro e hizo sentir que la educación del individuo en una sociedad libre es posible a través del arte. En sus páginas descubrí el verdadero sentido de la poesía, de la música, de la plástica. Filosofía del arte moderno, Al diablo con la cultura, Educación por el arte, Arte, poesía y anarquismo, El hombre robot… algunos de sus libros indispensables para contribuir a formar hombres.

La educación debe entenderse como un arte y el arte es una vivencia personal, por eso el profesor no puede dirigir el proceso de aprendizaje, sino que debe actuar para facilitar, entendiendo que este proceso no puede sino ser personal.

Max Stirner: “La filosofía anarquista entendió la educación como un pilar en la gran tarea regeneradora y fue obsesiva en distinguir al Capital, al Gobierno, a la Iglesia y a la Ignorancia como las cuatro cabezas del monstruo que debían enfrentar, y finalmente suprimir, los suprimidos”.

La educación anarquista critica tanto a la educación estatal (por no permitir un pensamiento crítico que trasforme a la sociedad) como a la religiosa (por arremeter contra el pensamiento científico). Además, a ambas por implementarse de manera jerarquizada. Los anarquistas impulsaban la coeducación, tanto sexual como social; dando a entender la necesidad de que la escuela representa a la sociedad y reconociendo la igualdad entre la mujer y el hombre. Fue vanguardia dentro de los movimientos sociales.

Francisco Ferrer i Guardia -educador y pedagogo catalán de principios de siglo XX y fundador de la Escuela Moderna de Barcelona- fue uno de los principales referentes de la pedagogía libertaria. Llevó a la práctica una concepción racionalista, donde la ciencia positiva tomaría el lugar de los dogmatismos religiosos, ya que se podía experimentar y corroborar. En la Escuela Moderna se llevan adelantes ideas higienistas como la prevención de enfermedades; además, se implementaron juegos, ejercicios físicos, paseos a fábricas o a los espacios verdes. Se abolieron los exámenes, el sistema de premios y castigos; además se buscó estimular valores como la bondad, la solidaridad y el compañerismo.

Hubo varias experiencias en nuestro territorio que lograron ver la luz en la práctica. Las primeras fueron la Escuela Libertaria “Los Corrales” de Parque Patricios (1900 - 1901) y la Escuela Laica de Lanus (1906). La poca duración del proyecto será una constante, principalmente por el difícil mantenimiento financiero autogestionario. También existieron otros motivos: la falta de maestros calificados (pedagogos racionalistas y ácratas), la falta de infraestructura adecuada para una escuela, el poco apoyo de la comunidad anarquista en general, las polémicas internas, las sucesivas censuras y arrestos…

Julio Barcos fue un pedagogo anarquista de principios de siglo. Criticaba a las escuelas argentinas por impulsar el egoísmo, el materialismo y la competencia. Fue maestro y director de la principal escuela libertaria de aquella época, la Escuela Moderna de Buenos Aires; emulaba lo hecho por Ferrer en Barcelona.

Había otras escuelas libertarias (siempre con los títulos de laica, racionales, integrales) y otras prácticas educativas que exceden las paredes de la escuela: asociaciones, círculos, bibliotecas, ateneos, centros culturales, publicaciones. El punto en común era la crítica hacia el monopolio de la enseñanza por parte del Estado, asegurando que reproducía las desigualdades sociales y difundía una educación patriótica y nacionalista.

Por hoy basta, querido lector. Otro día hablaremos de H.A. Murena, de sus ensayos y de su poesía. Le recomiendo que lo lea, que lo busque, que analice su pensamiento, su mirada. Sociólogos, supuestos hombres de la cultura, nacionalistas católicos y marxistas ortodoxos lo sepultaron. Por ahora lo dejo con Berger: “Es peligroso vivir sólo de la virtud, o de lo que Séneca llamaba Sabiduría, aunque la virtud sea real, es peligroso. Te haces adicto, como a la bebida”.

Carlos Penelas
Buenos Aires, mayo de 2012

lunes, 21 de mayo de 2012

"Poesía reunida", de Carlos Penelas

Editorial Dunken está próxima a publicar una nueva antología de Penelas, Poesía reunida.
En el estudio introductorio, Graciela Maturo, poeta y catedrática, manifiesta: "Leer estos poemas escogidos de Carlos Penelas es compartir una aventura existencial y poética, descubrir un itinerario espiritual, y vivir el rito de la palabra en uno de los mejores poetas argentinos de la generación del 70, y de toda época."

martes, 15 de mayo de 2012

El conde de Oxford, Arvo Pärt y la degradación

En aquellos días, Francis Bacon escribió al Conde de Essex una carta reveladora aconsejándole: “Sois uno de los hombres cuya naturaleza orgullosa no puede someterse a nadie. Vuestra popularidad es inmensa y el ejército está con vos. Ante ello me pregunto: ¿no resulta peligrosa en exceso tal situación para un soberano? Quiero recordaos esto: Su Majestad es una mujer y, además, desconfiada por naturaleza.

Presuroso lector: todo es válido para salir del engaño, del populismo, del chauvinismo y la degradación. Debemos ver lo político desde una óptica racional, desde una formación profunda. Lecturas, análisis históricos y comparativos, revisión de clásicos, es fundamental para poder comprender – o intentar hacerlo – ciertos aspectos sociales y políticos. Sobre todo nuestra ensalada donde se mezcla absolutamente todo. Con falta de gusto, de ética y donde cada cosa es un embrollo más. Vivimos rodeados de improvisados, bombos, aplausos, gritos, carnaval. Y cumbia villera junto a hoteles de cinco, seis y setenta estrellas…falsas. Vendemos chuenga, saltamos de emoción, creemos ser los mejores…en fin, usted sabe bien de que estoy hablando. En todos los ámbitos, en todos los sectores. La pobreza de espíritu y la pobreza intelectual son inmensas, las masas son lo que son y las búsquedas – en ciertos períodos de la historia – parecen ser definitivamente oscuros. Nos gobierna lo chabacano, los shopping con manteros y barras bravas. Por eso, más allá de seguir mirando o combatiendo al capital, de vez en cuando nos tomamos una dosis contra la burocracia, la imbecilidad, la obsecuencia y el delito.

Hace unos días pude ver en DVD Anonymous, un film de Ronald Emmerich. Rocío lo trajo a casa; se lo regaló una amiga. El tema es interesante pues gira en torno a la autoría de las obras de Shakespeare. Según esta película nuestro amado William fue, entre otras cosas, un personaje trepador, deleznable y usurpador. Y mediocre, además. Junto a él veremos las figuras de Ben Jonson, el clima del reinado durante Isabel I y los tejes y manejes del Poder. Según la cinta el verdadero autor de Hamlet, Romeo y Julieta, Macbeth y todas las obras inmortales de éste ser sublime, es el conde de Oxford.

Pero parece ser que esto tampoco es del todo así. Según un trabajo publicado recientemente -Gary Taylor y John Lavagnino son los autores- el autor de Medida por Media o Timón de Atenas, podría ser Thomas Middleton (1580-1627). Hasta hace una década se sabía que Middleton había revisado, pulido, corregido, ciertos textos de Shakespeare. Hasta ahí, sólo hasta ahí. Pues bien, hemos estudiado en el profesorado que no se encontró nunca un manuscrito de Shakespeare, que sus obras se editaron a partir de las copias que usaron los actores o los propios tramoyistas. Parece ser que los recientes estudios lingüísticos probarían que muchas de estas obras fueron escritas por Middlenton. Sí, insurrecto lector, en una época se habló de Marlowe. Y también de Bacon. Esta edición, con las obras completas de Middleton, demuestra como estos autores se copiaban unos a otros y saqueaban a los autores teatrales italianos. En parte por la gran demanda de los teatros londinenses de la época.

Hace poco mas de un mes –debo confesarlo– una alumna del taller, Sandra Figueroa, que ama la poesía de Celan, que navega entre los mundos del psicoanálisis, de lo filosófico y de lo poético, me habló de Arvo Pärt. A partir de ese momento casi no pasa tarde que no escucho algo suyo. Este compositor que nació en Estonia en 1935 se lo suele asociara con el minimalismo sacro. Una maravilla, una joya. La influencia de su música debemos buscarla en Shostacóvich, Prokófiev y Bela Bartok. Y naturalmente, Arnold Schoenberg. Es interesante buscar su biografía. Pues bien, ¿qué me sedujo? En principio el Magníficat para coro, el Miserere y Tábula rasa. Luego usted puede elegir, seleccionar, degustar. Los textos son en latín o en lengua eclesiástica eslava. De no creer, casi como un discurso del presidente de la Ciudad de los Césares o Trapalanda.

Su música se utilizó para muchas películas. Y hay un reportaje sumamente interesante con Björk que no tiene desperdicio. En fin, inculto lector, le estoy dando la posibilidad de disfrutar, de gozar y de sensibilizarse. En tema es suyo.

Para finalizar, por esta vez, la yapa. Para los militantes wachiturros, para sus madres, para sus primos, para sus amiguitos. Una cita de Rafael Barrett de un artículo publicado el 5 de marzo de 1910. Su título: “No mintáis”.

Si coméis pan blando, carne bien guisada, y bebéis vino perfumado, no entonéis himno de alabanza al inmundo locro de los ranchos, porque mentís.

Insulso lector, no me diga que este artículo no le fascinó. Gracias, hasta la próxima.

Carlos Penelas
Buenos Aires, mayo de 2012

martes, 8 de mayo de 2012

Carta de la Embajada de Grecia al poeta Carlos Penelas

Nos conmovió su gesto y su amable visita a nuestra Embajada.

Personas como usted nos dan fuerza para seguir adelante, promoviendo nuestra cultura milenaria y, sobre todo, los valores eternos de la fraternidad entre los pueblos.

Subiremos su email y comentario a nuestras paginas web: http://www.fundacionhelenica.org/ y http://latinamerica.world.sch.gr/

Le pedimos que difunda entre sus contactos las actividades de nuestro centro cultural FUNDACIÓN HELÉNICA EN ARGENTINA, el cual está a su disposición para un acto de poesia, literatura, etc.

Le transmitimos el agradecimiento de nuestra Embajadora, Dra. Leivaditou Eleni, y de todo el personal de la Embajada.

Saludos cordiales

Giorgos Pappas
Consejero de Educación
Embajada de Grecia

lunes, 7 de mayo de 2012

Carlos Penelas en la embajada de Grecia

Hoy, 7 de mayo de 2012, concurrí a la Embajada de Grecia en Buenos Aires. Llevé el artículo publicado en diversos medios de Argentina y del exterior. Me refiero a "Homenaje a Dimitris Christoulas". Escribí, entre otras cosas, que debemos rendir un homenaje a este hombre, a la dignidad de un acto conmovedor como es el suicidio y la desesperanza ante una situación política, social y cultural muy preocupante. Un acto insurrecto, rebelde, trágico.Sugerí que deberíamos llevar un ramo de flores a cada una de las embajadas de Grecia en el mundo. Por eso fui. Llevé una copia de mi artículo y un ramo de flores.
Me atendieron con fineza, con atención, con tiempo. Hablé con Georgios Pappas, Consejero de Educación para América Latina. Se sorprendió primero ante mi exposición, se conmovió después. Le dije que no se podía entender el mundo sin la cultura helénica, que era inimaginable sentir la belleza sin lo griego, que en el Profesorado en Letras me enseñaron que la Ética es parte de la filosofía y del pensamiento de Homero y de Esquilo. Hablamos con detenimiento de las cosas del mundo. Y nos miramos a los ojos. Lo hablamos en una sala rodeada de libros, de reproducciones, de silencio. Allí, junto a nosotros estaba Dimitris Christoulas. Gracias por recibirme, Georgios Pappas. Por agradecer las flores, por la solidaridad, por el compromiso.

Carlos Penelas

miércoles, 2 de mayo de 2012

"Maravilla" Martínez recibió un libro de Carlos Penelas

El boxeador Sergio "Maravilla" recibió hoy, por intermedio de la Defensora Adjunta del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Graciela Muñiz, un ejemplar de Calle de la flor alta, último poemario de Carlos Penelas.

Martínez, fervoroso lector y admirador de la poesía de Antonio Machado y Miguel Hernández entre otros,es uno de los boxeadores más refinados de nuestro país, y un raro exponente del deporte de los puños.

Esta tarde, tras una conferencia de prensa, firmó el compromiso por los derechos del niño deportista junto a la Profesora Muñiz.

Taller literario