Un poema de Lisandro Penelas

by - domingo, julio 22, 2012

PRAGA

De pie
frente al océano,
comienza el día
y el cielo es todavía un misterio.
Aquello es el futuro,
la neblina eterna de este amanecer.
De mi mano hay una mujer
y en su vientre un niño.
El viento salado
va y viene a su ritmo;
su fresco aroma
nos despeja el rostro.
Y el mar que se agita
y luego se calma
y todo que es algo
que trascurre en el tiempo
y nosotros de la mano,
viviendo.

Lisandro Penelas

You May Also Like

0 comentarios