De la quietud perecible

by - lunes, julio 05, 2021

Después de la celebración // After the celebration (Bill Brandt, 1934)

No es fácil invocar el abandono.

Es un símbolo errante, intemporal.

Tal vez sea el hechizo de una mitología

pero debo preguntar lo irrevocable,

la incertidumbre de los cielos.

¿Qué es la muerte, de dónde llega,

en cuál mar abruma la clepsidra?

No hablo de callejas ni de bibliotecas.

No hablo de epopeyas cotidianas, íntimas,

o de plegarias cobijando el azar.

Ni del amor perdido en unos ojos.

Sucede, padre, que hubo cosas

que pasaron a mi lado sin que las viera.

¿Qué he de decir, entonces?

¿Qué alba o brújula o ventura circular

puedes responder desde la nada?

Tu soledad ¿Está lejos de este aliento?

Late mi pulso. Y la tiniebla crece.


Carlos Penelas

Buenos Aires, 5 de julio de 2021

You May Also Like

2 comentarios

  1. ¡Qué pluma tiene Penelas! Felicitaciones
    Silvina Vocos Quiroga

    ResponderEliminar
  2. este poema hondo de Carlos Penelas nos interpela con preguntas que nos acontecen en el tránsito de la vida.
    Aquí, expresado con belleza y verdad gracias al lenguaje de la poesía.
    Ha sido una experiencia interior muy buena, que he compartido con cierto dolor y a la vez serenidad.
    Gracias por escribirlo

    Lucrecia Romera

    ResponderEliminar